Diario de a bordo

Diario de a bordo

Diario de a bordo

  • Autor:
    Mercedes Rosúa Delgado
  • ISBN:9788417707453
  • Colección:Sin colección
  • Categoría:Ficción y temas afines; FICCIÓN MODERNA Y CONTEMPORÁNEA
  • Temática:FICCIÓN MODERNA Y CONTEMPORÁNEA
  • Tamaño:150 x 210mm
  • Páginas:356
  • Idioma:Español / Castellano
  • Interior:Blanco y negro
  • Editorial:Liber Factory
  • Código de Producto:7811
  • Disponibilidad: Disponible
  • Formato de este producto: Papel
  • También disponible en:
  • 20.00€

    19.00€

  • Sin Impuesto:18.27€
Además de no abandonar el barco, las ratas se han hecho con el mando de la flota. Los humanos, confusos y amedrentados por la sangrienta explosión y hundimiento del buque-correo y por la tenaz referencia al mítico y terrible Diktátor, les han entregado el poder y son galeotes en las naves. Algunos recuerdan entonces el PNP, Pobre No País, que antaño y con otro nombre les perteneciera.

Los PIF, Piratas Irredentos Fundamentalistas, y sus disidentes los PIL, Piratas Irredentos Libres, se enfrentan y toman partido. A ellos se suman periodistas, observadores internacionales y finalmente gentes llegadas en sus naves desde diversos lugares, todos ansiosos por observar el igualitarismo perfecto logrado por la nueva sociedad.

Se suceden las alianzas, traiciones, enfrentamientos y descubrimientos entre los recién llegados, el Gobierno Rátida oficial y oculto y la organización de Resistencia Galeote. Aparecen mercenarios y asimilados rátidas, colaboradores, simpatizantes de los rebeldes humanos, seres de indefinido carácter anfibio, profeta cósmico, grupúsculos humanos idealistas en busca de la igualdad total, amores inesperados, raptos, horribles torturas fonéticas, rescates, agentes dobles, héroes, espías, armas insólitas, náufragos felices,

La epopeya está servida.

...........................................................................

Diario de a bordo comenzó como un cuento de pocas páginas, un respiro, un divertimento necesario tras la densidad y la tensión de los libros anteriores. Ni siquiera era una fábula ni pretendía tener el menor significado. Era el placer de escribir y sonreír, de acoger a personajes que, al tiempo que aparecían en las letras, se veían también en imágenes. No iba a extenderse en su redacción más de unas semanas y veinte folios.

Ocurrió que los días y las líneas se alargaron, con intermitencias. Años. Aparecieron nuevos inquilinos de las páginas como quien llega a comer a una casa a la que en principio no ha sido invitado, y fueron capaces de llenar, si no un pequeño pueblo, sí un edificio.

Es un relato sin más pretensión que el instintivo hilo de deseo de libertad y felicidad que lo recorre.

Quien avisa no es traidor.

Escribir Opinión

Nota: No se permite HTML!
    Malo           Bueno
Captcha