El Reino del Olvido

El Reino del Olvido

El Reino del Olvido

  • Autor:
    Iván Díaz Blanco (Ver obras)
  • ISBN:9788499499178
  • Colección:Infantil y juvenil
  • Categoría:Infantiles, juveniles y didácticos; FICCIÓN E HISTORIAS REALES INFANTILES Y JUVENILES
  • Temática:Fantasía y realismo mágico (infantil/juvenil)
  • Tamaño:150 x 210mm
  • Páginas:370
  • Idioma:Español / Castellano
  • Interior:Blanco y negro
  • Editorial:Liber Factory
  • Código de Producto:7263
  • Disponibilidad: Disponible
  • Formato de este producto: Papel
  • También disponible en:
  • 18.00€

    17.10€

  • Sin Impuesto:16.44€
Enclavado entre agrestes montañas se encuentra el Reino del Olvido, en esas montañas las historias cuentan que residían los Dioses pero ahora ese recuerdo no llega más que a la categoría de leyenda. Las gentes de este pueblo eligieron vivir de espaldas al mundo conocido, debido a su ubicación al lado de la morada de los dioses los habitantes de ese reino y de los alrededores eran dotados de unos poderes especiales que no solían ser comprendidos por el resto de las personas. Este reino se encontraba rodeado por el temible Bosque Negro, donde habitaban en su interior criaturas horrendas que es mejor no nombrar, las gentes del reino hacían incursiones frecuentes en ese oscuro bosque, ya que, dichas criaturas solían entrar en las fronteras del Reino del Olvido. siempre solía haber gente por los bosques para alejar la soledad y el mal que estaba siempre tan presente por aquellos lares.

Los pastores de ese reino recorrían los alrededores, se internaban en la Cordillera de las Nubes, la morada de los dioses, atravesaban el Bosque Negro en busca de esos pastos tan apreciados que producían una leche maravillosa que revitalizaba el alma. Los pastos bebían del maná de los dioses y un trago de aquella leche era vital en aquellos territorios inhóspitos no recomendados ni para el más valiente de los guerreros ni para el más poderoso de los hechiceros. Las historias de esos pastores eran conocidas de un lado a otro del mundo conocido, se contaban a los niños en su más tierna infancia para que se fueran a acostar, nadie pensaba que fueran verdad eran leyendas, cuentos para niños. Esos pastores eran conocidos como los Guardianes del Bosque y su misión era proteger el descanso de la gente cuando las sombras se adueñaban del mundo y el mal lo recorría de punta a punta, solo ellos se atrevían a salir, a recorrer la noche, a dar luz a los corazones de la gente que se arrebujaba entre sus mantas cuando el miedo salía de patrulla.

La historia de este pueblo era conocida por todos pero eran considerados cuentos de niños, nadie o muy poca gente sabía de la existencia de este maravilloso pueblo, que había sido condenado a vivir en el olvido de los hombres, allá donde las historias por viejas se hacen leyendas y donde las leyendas con el paso del tiempo se convierten en cuentos.

Pues bien, era una mañana típica de otoño cuando un grupo heterogéneo, llegó a la Posada del Buen Pastor, a grandes rasgos eran cuatro niños si bien dos de ellos parecían ser mayores, dos mujeres, un guerrero, un montaraz, un enano, un elfo y un anciano. El posadero los vio y supo que eran poderosos pero el tenor de su misión hacía que todo ese poder fuera irrisorio en comparación con lo que había hacia donde se dirigían. El grupo tampoco era muy consciente de donde se estaba metiendo pero los hados a veces son esquivos y extraños, incierto es el destino, más aún si de por medio está la magia y la brujería. Este grupo se dirigía al Reino de Aquilon para avisar a su rey de la amenaza que se cernía sobre ellos procedentes de Namif la Tierra de los Muertos. Para llegar al Reino de Aquilon lo antes posible era necesario atravesar el Reino del Olvido, pero para llegar al Reino del Olvido era necesario atravesar durante cinco días el siniestro y peligroso Bosque Negro, donde el mal campaba a sus anchas.

Los recién llegados rápidamente se dieron cuenta que nadie ni al más temerario de los mercenarios se iba a prestar a ayudarles a llegar a ese pequeño reino. No voy a contar mucho más porque es necesario que os introduzcáis en las fronteras de este mundo, lleno de misterios y aventuras, pero si os puedo decir que en esa primera noche en la posada nuestro grupo protagonista de la historia que aquí cuento, van a tener una visita inesperada de aquellos que los cuentos llaman guardianes de la noche. No digo más, pero la aventura, el acero y la magia están muy cerca. Si quieres vivir una historia que el paso de los años convirtió en leyenda y el paso del tiempo en cuento, no tienes más que recorrer los caminos olvidados por las tierras del Reino del Olvido.

Escribir Opinión

Nota: No se permite HTML!
    Malo           Bueno
Captcha